Liposucción.Todo lo que necesitas saber.
10159
post-template-default,single,single-post,postid-10159,single-format-standard,eltd-core-1.0,woly child-child-ver-1.0.0,woly-ver-1.0,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-blog-installed,eltd-main-style1,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,eltd-dark-header,eltd-header-standard-enable-transparency,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Liposucción. Todo lo que necesitas saber.

Relleno de Surco Nasogeniano con Ácido Hialurónico

Dentro de las opciones de remodelamiento corporal que ofrece la Cirugía Plástica, la liposucción es uno de los procedimientos de mayor frecuencia en mujeres y hombres en Chile.

Si estás pensando en una liposucción, a continuación, te entregamos información para entender mejor en qué consiste, áreas de aplicación, resultados y la importancia de la nutrición.

 

Lo más importante

Una Cirugía Plástica es para mejorar tu vida, no para arriesgarla. Por eso es importante que tu cirujano esté certificado, estando capacitado para reconocer, tratar y controlar cualquier procedimiento médico y posible complicación.
Clínica Lo Fontecilla cuenta con profesionales 100% certificados para tu seguridad.

 

¿Qué es una lipoaspiración?

Conocida también como lipoaspiración o lipoescultura, permite eliminar los cúmulos de grasa que no responden al tratamiento dietético.

 

¿En qué zonas del cuerpo puede hacerse?

Puede ser realizada en zonas como cuello (papada), brazos, espalda, abdomen, cintura, caderas, muslos, rodillas, pantorrillas, entre otros.

 

¿En cuánto tiempo se ven los resultados?

Para visualizar el resultado final y permanente de la cirugía, es necesario esperar un tiempo estimado de 4 a 6 meses.

 

¿Qué importancia tiene la Nutrición antes y después de una lipoaspiración?

 

Dentro del manejo de pacientes que se realizan procedimientos de lipoaspiración es recomendable no dejar al azar el manejo nutricional dado que constituye un factor fundamental en la mantención de los resultados en el tiempo, como también, en algunos casos, previo a la cirugía para que esta se lleve a cabo en las mejores condiciones.

Junto con la remoción del exceso de tejido adiposo subcutáneo, lo óptimo es ordenar la alimentación y sus horarios, la elección de alimentos en base a calidad, el aporte de nutrientes, las porciones adecuadas, etc. El ideal es hacerlo en sintonía con los gustos y estilo de vida de cada paciente y según sus requerimientos nutricionales, y siempre considerando aspectos asociados a la alimentación, como por ejemplo los psicoemocionales y socioemocionales.

Se debe buscar mantener a lo largo del tiempo una alimentación que favorezca un adecuado estado de salud, con buen control glicémico, lipídico y metabólico en general, más allá del control del peso.

La alimentación debe basarse en aportes balanceados de alimentos que incluyan: aporte proteico que permita asegurar una adecuada masa muscular (junto con otras funciones corporales), fomento de ingesta de alimentos ricos en grasas saludables (palta y aceite oliva entre otros), control de ingesta de carbohidratos y favorecer el consumo de fibra.

Además, debe asegurarse una adecuada hidratación y fomento de la actividad física, ojalá dentro de las actividades diarias del paciente.

Por todo lo anterior puede ser muy útil el manejo concomitante individualizado del paciente, desde el punto de vista médico-nutricional, como parte del tratamiento integral.